El caso de una niña que sufría terribles pesadillas nos ilustra sobre lo importante que es escuchar, más que aleccionar o sermonear. Molly (nombre ficticio) era una niña de padres separados que dormía en la cama de su madre, en un piso nuevo al que se acababan de mudar tras el divorcio. Tenía muchos problemas […]