Determinados rasgos de la personalidad como la pereza, la prudencia o la impaciencia pueden imitarse de forma inconsciente al asumir, erróneamente, que forman parte de nuestro propio comportamiento, según un estudio de investigadores franceses. El trabajo indica que las personas tienden a modificar sus actitudes para que sean similares a las del entorno que les […]