Es una obviedad: si queremos que nos escuchen lo más importante es empezar por escuchar nosotros. O al menos indagar en los intereses de aquellos a los que nos dirigimos. También hay que contar con que hoy en día “el lado oscuro” nos está incapacitando progresivamente para la escucha. Con frecuencia nuestras mentes parlotean continuamente y van saltando de […]