En 1964, en el barrio de Queens, Nueva York, una joven camarera llamada Kitty Genovese volvía a su casa en coche, de madrugada, tras una dura jornada de trabajo. No se percató de que un individuo con funestas intenciones la estaba siguiendo en otro coche. Kitty aparcó a escasos metros de su apartamento y, cuando […]