Científicos utilizan smartphones para predecir problemas de bipolaridad en personas que sufren este . La tecnología vuelve así a ayudar a la salud.

“Estoy bipolar”, oímos muchas veces a personas que notan cómo su estado de ánimo fluctúa. Aunque este tipo de diálogos suelen corresponder a meras exageraciones, la bipolaridad esconde en un trastorno mental serio que puede llegar a afectar al 2% de la población mundial, según algunos estudios.

Conocida también como enfermedad maníaco-depresiva, la bipolaridad es un problema de salud muy grave para muchos pacientes que sufren cambios de ánimo inusuales. Entre los altibajos que pueden sufrir, se encuentran períodos en los que estas personas sufren seguidos de momentos en los que se sienten extremadamente felices, malhumorados o irritables.

El trastorno bipolar, que suele comenzar a manifestarse entre los 15 y los 25 años, debe tratarse con terapias farmacológicas y de otro tipo para evitar la autoagresión o el de los pacientes. Su objetivo también es reducir la frecuencia de episodios problemáticos, con el objetivo de que las personas afectadas por bipolaridad puedan mantener un estado de salud lo más óptimo posible.

Científicos italianos han utilizado precisamente smartphones para predecir la aparición de episodios de bipolaridad. Los investigadores del Center for Research and Telecommunication Experimentation for Networked Communities se plantearon emplear dispositivos móviles con los que anticiparse a estos problemas. Según su hipótesis, tecnologías como el GPS o los acelerómetros podrían indicar cambios en el estado de los propios pacientes.

El estudio realizado, publicado en arXivha contado con la colaboración de 12 voluntarios afectados por el trastorno de bipolaridad. Los científicos configuraron sus teléfonos móviles para capturar los datos de los diferentes sensores de los smartphones, que los pacientes llevarían consigo durante 12 semanas. También se monitorizaron sus correos electrónicos y la voz de las personas mientras hablaban por teléfono.

Los voluntarios fueron entrevistados antes, durante (a las tres semanas) y después del ensayo, con el objetivo de controlar sus niveles basales, en ausencia de episodios bipolares. Según los resultados publicados, los datos de los dispositivos móviles pueden predecir un problema el 94% del tiempo solo mirando los sensores asociados con el movimiento. En caso de monitorizar los correos o el tono de la voz, este porcentaje ascendía hasta el 97%.

Aunque los resultados parecen bastante impresionantes, los científicos alertan de que el grupo estudiado era muy pequeño, por lo que no es posible trasladar de momento estas conclusiones a la práctica clínica.

Sin embargo, es un indicio más de que la tecnología puede ser clave para cuidar nuestra salud, especialmente la de aquellos que sufren trastornos como la bipolaridad.


Fuente con Licencia CC3.0: blogthinkbig.com – Así pueden ayudar los smartphones a los pacientes con bipolaridad por Angela Bernardo.

Artículos relacionados