Los programas de intervención neuropsicológica, centrados en mejorar las habilidades de control y de reflexión, son fundamentales para controlar los síntomas del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Esta es una de las principales conclusiones de un estudio llevado a cabo por un equipo de tres universidades españolas y una portuguesa.

Los niños afetados por TDAH experimentan un peor rendimiento académico debido a tres síntomas principales: falta de atención, impulsividad e hiperactividad. Además, este trastorno les puede llevar a una menor autoestima, aislamiento social y falta de comunicación en el hogar. En España, su incidencia es de un 6,6%, porcentaje superior a la media mundial que se sitúa en el 5,3%.

Investigadores de las universidades Internacional de La Rioja, de Granada, Complutense de Madrid y Portucalense (Oporto, Portugal) han propuesto un programa de intervención, centrado en mejorar las habilidades de control y de reflexión. Es decir, la capacidad para prestar más atención a las tareas, reflexionar ante un problema, y adoptar estrategias que reduzcan sus errores. Facetas que también pueden ayudar a alumnos con problemas de aprendizaje.

Pruebas en dos colegios de Madrid

El equipo ha descubierto que tras la intervención sobre 26 estudiantes de entre 7 y 10 años y diagnosticados con TDAH de dos colegios de Madrid, estudiantes, profesores y padres han notado una mejoría en todos los síntomas.

Las diferencias más apreciables se encuentran en el nivel de agresividad en clase. Según los profesores, casi la mitad de los estudiantes (47,7%) lo redujeron. Sin embargo, los padres aprecian una mejoría leve en agresividad, pero más notable en el aislamiento social en el hogar: un 35,3% de los alumnos se mostraban más proclives a participar en la vida familiar.

“Pueden mejorar la capacidad de anticipación, la reflexión así como habilidades comunicativas sintiendo más seguridad en sí mismos para expresar lo que les sucede sin tener que frustrarse”, asegura Yoana Campeño-Martínez, autora principal del estudio e investigadora de la Universidad Internacional de La Rioja.

Diferencias entre la casa y la escuela

Casi la mitad de los alumnos redujeron sus niveles de agresividad en el colegio
Respecto a la diferencia entre lo que perciben padres y profesores, Campeño-Martínez, explica que “la socialización en el aula se ve afectada por la interacción con el grupo de iguales, aspecto que hace que haya mayores manifestaciones de agresividad en la interacción en grupo y por ello el profesorado ve un cambio mayor en dicha escala. El cambio comportamental del ámbito escolar al ámbito familiar es real en todo el alumnado, tenga TDAH o no”.

Los investigadores reconocen que es necesaria una mayor investigación de estas diferencias para identificar las causas del cambio de comportamiento entre la escuela y el hogar, además de aplicar este programa de intervención en grupos de mayores dimensiones y con estudiantes que estén recibiendo tratamiento médico.

“Consideramos que es necesario un enfoque colaborativo entre el centro médico, el hogar, y el colegio, para mejorar los resultados”, concluyen los autores.


Referencia bibliográfica:

Campeño‐Martínez, Yoana, Santiago‐Ramajo, Sandra, Navarro‐Asencio, Enrique, Vergara‐Moragues, Esperanza, y Santiuste Bermejo, Víctor. “Efficacy of an Intervention Program for Attention and Reflexivity in Children With Attention Deficit Hyperactivity Disorder”.Mind, Brain and Education (2017).


Fuente con Licencia CC3.0: Agencia SINC – El tratamiento neuropsicológico reduce la agresividad y el aislamiento en niños con TDAH por Agencia SINC

Fecha
Item
Cómo reducir la agresividad y el aislamiento en niños con TDAH
Rating
51star1star1star1star1star