La risa es una expresión emocional innata en los seres humanos. Por ello, reírse de los demás también es considerado un fenómeno universal. Sin embargo, para algunas personas, el hecho de que se rían de ellas les produce un miedo que puede llegar a dificultar enormemente su vida social. Es lo que se conoce como gelotofobia, un trastorno que afecta por igual a todas las culturas.

¿Cuál es el límite entre una persona tímida y otra que sufre gelotofobia? Uno de los propósitos del trabajo que ha publicado la revisa científica Humor, y que ha liderado un equipo de la Universidad de Zurich (Suiza), con la participación de investigadores de 73 países, era comprobar si se puede evaluar de forma válida y fiable el miedo a que se rían de una misma en las diferentes culturas.

“Existen muchas razones por las que unas personas se ríen de otras”, explica a SINC Victor Rubio, psicólogo de la Universidad Autónoma de Madrid y uno de los dos investigadores españoles que ha participado en el estudio.

“Esto provoca en las personas aludidas una respuesta de ansiedad o temor que conduce a evitar las situaciones en las que tales circunstancias pueden producirse y que, incluso, pueden llegar a convertirse en un problema que limite la vida social”, puntualiza el experto.

Los autores principales de la investigación encargaron a 93 científicos la aplicación de un cuestionario (escrito en 42 lenguas) a una muestra de 22.610 personas para evaluar la presencia de la gelotofobia, del griego gelos, risa, y phobos, miedo.

“Nuestro estudio permite una buena discriminación entre las personas que padecen esta fobia y las que no, además de comprobar la magnitud de las variaciones culturales, tan importantes para un posible tratamiento psicológico”, destaca Rubio.

España, inclinada hacia el polo de la inseguridad

En España se habló por primera vez de esta fobia en la IX edición del ‘International Summer School and Symposium on Humour and Laughter: Theory, Research and Applications’, que se celebró en la Universidad de Granada.

Según los expertos, los individuos se pueden clasificar en dos dimensiones bipolares implicadas en el miedo a que se rían de uno mismo: la dimensión de ‘reacciones de inseguridad’ (tratar de ocultar a los demás la falta de confianza en una misma o creerse que uno es involuntariamente gracioso) y ‘reacciones de evitación’ de situaciones en las que se han reído de uno; y la dimensión bajas-altas tendencias a sospechar de que si los otros se ríen, es porque lo hacen de uno.

Aunque esto es común en todas las culturas, el estudio aporta ciertas diferencias. En la primera dimensión, países como Turkmenistán o Camboya destacan por presentar reacciones de inseguridad, mientras que Iraq, Egipto y Jordania destacan por evitar las situaciones en las que se rieron de uno. España se encuentra “ligeramente inclinada hacia el polo de la inseguridad”.

Otro dato curioso: la población finlandesa es la que menos creen que si alguien se ríe en su presencia es porque lo está haciendo de ellos (8.5%), mientras que el 80% de los tailandeses lo cree.


Referencia bibliográfica:
R. T. Proyer et al. “Breaking ground in cross-cultural research on the fear of being laughed at (gelotophobia): A multi-national study involving 73 countries”. Humor 22(1/2): 253–279; 2009.


Fuente con Licencia CC3.0: Agencia SINC – El miedo a la burla es una fobia que no entiende de culturas por Agencia SINC.

Fecha
Item
El miedo a la burla es una fobia que no entiende de culturas
Rating
51star1star1star1star1star

Artículos relacionados